Consejos para cuidarse en casa durante la pandemia de coronavirus

16/03/2020

Lo que no es bueno para la colmena no es bueno para la abeja (Marcus Aurelius). Permanece en casa durante la pandemia de coronavirus. Te damos algunos consejos para llevarlo mejor.

Consejos para cuidarse en casa durante la pandemia de Coronavirus

Te damos algunas ideas para que te cuides, y cuides de los tuyos, en casa mientras dure la pandemia del coronavirus.

"Cada mañana nacemos de nuevo. Lo que hacemos hoy es lo que más importa."
Buda


Hoy interrumpimos nuestra serie habitual de posts para dar algunos consejos sobre como hacer más llevadera y sana la permanencia en casa.

No somos médicos, así que empezamos aclarando que no vamos a hablar del virus COVID-19 ni tampoco vamos a difundir información sobre como evitar el contagio, de lo que ya se ocupan las autoridades sanitarias. Nuestra única intención es dar unas pautas para hacer más fácil y sano el necesario "confinamiento" al que nos vemos sometidos. 

Siempre es importante, pero en momentos como este más que nunca, mantener activado y preparado nuestro sistema inmunológico.

Empezamos con los consejos para cuidarse en casa durante la pandemia de coronavirus:

  • Establece horarios: No importa la edad que tengas ni si estás en casa solo o con más personas (haya niños o no). Seguir una rutina, adecuada a las nuevas circunstancias, es necesario, aunque entendemos aceptable, e incluso sano, hacer pequeñas variaciones (por ejemplo dormir alguna hora más si habitualmente duermes poco). De la misma forma, es importante seguir unos horarios para las comidas y que estas sean saludables. Añade, si puedes, más vegetales, proteínas de calidad (huevos, carne, pescado) y fruta.

 

  • Cuidado con lo que comes: Estar en casa (sobre todo si estás solo) y probablemente con ratos de aburrimiento, suele ser sinónimo de andar picoteando comida basura. Nunca es bueno, pero ten en cuenta que no es lo mismo hacerlo una tarde de un domingo lluvioso que varios días seguidos. Prepara snacks sanos (como fruta cortada o un puñado de frutos secos) por si te asalta el apetito. Como normal general, bebe agua o infusiones (sin azúcar) y evita los refrescos.

 

  • Muévete: No te pases el día en la cama ni en el sofá. Si habitualmente haces deporte hay infinidad de rutinas de ejercicios en internet para hacer en casa, sin equipamiento y adaptados a todos los niveles. Y si no eres deportista es un momento como cualquier otro para empezar (de forma sensata, porque definitivamente es un mal momento para lesionarse). Encontrarás desde movimientos muy fáciles, que se pueden realizar a cualquier edad (como levantarse de una silla), hasta ejercicios de mucha exigencia (como los burpees). Subir y bajar escaleras también es un buen ejercicio, así que puedes hacerlo a menudo si las tienes. Recuerda adecuar la exigencia a tu condición física. Si estás en buena forma puedes subir los peldaños de dos en dos, de tres en tres, o a una velocidad mayor de lo habitual. Otra manera de moverte es realizando tareas domésticas. Puede que este sea un buen momento para ordenar el garaje, el armario o para limpiar los cristales de las ventanas.

 

  • Cambia de posición: Aunque te muevas, es probable que estos días pases más tiempo sentado. Intenta no hacerlo siempre en la misma posición. Por ejemplo, puedes cambiar de silla, sentarte en un taburete, en el suelo o en posición de sentadilla. Levántate con frecuencia y pasea, aunque sea por el pasillo.

 

  • Toma el sol: Si tienes terraza, balcón o te entra el sol por una ventana no lo desaproveches. Toma el sol durante algunos minutos cada día. Recuerda que la exposición directa al sol es la mejor manera de obtener vitamina D.

 

  • Cuídate y cuida a los tuyos: Por muchas razones, es un mal momento para tener que acudir a un hospital o a un centro de salud. Tanto si sales a la calle (ya sea andando o en coche) como si te quedas en casa, extrema las precauciones. Un accidente doméstico, que en condiciones normales supone un simple contratiempo, se puede convertir en un problema serio. Ayuda a tus familiares, amigos o vecinos, especialmente si son mayores. Eso no significa que debas estar cerca de ellos (y si tienes que hacerlo usa las protecciones que aconsejan las autoridades). Ayudar puede ser, simplemente, hacerles la compra o facilitarles alguna gestión por internet o por teléfono. Si cada uno de nosotros cuida a los que tiene cerca, nos cuidaremos entre todos. 

 

  • Anímate y anima a los que quieres: Dijo Winston Churchill que la actitud es una pequeña cosa que marca una gran diferencia. Todos conocemos a personas positivas y a personas negativas. Tenemos muy claro cuál de ellas queremos tener al lado, especialmente en las adversidades. Sé una de ellas. Te lo agradecerán.

Incluso en momentos como este, sé feliz y disfruta.


No lo dudes, ÚNETE al movimiento SÍLEXLIFE y acompáñanos en nuestro viaje.


Si has leído consejos para cuidarse en casa durante la pandemia de coronavirus, también te puede interesar: