Cuándo y por qué entrenar la fuerza

15/04/2020

En el artículo de hoy profundizamos sobre la importancia de realizar ejercicios de fuerza.

Cuándo y por qué entrenar la fuerza

La fuerza y la masa muscular son unos grandes predictores del riesgo de mortalidad. Cuídalas para vivir más y mejor.

"Es bueno tener la fuerza de un gigante, pero no usarla como un gigante"
William Shakespeare


Siguiendo con el tema iniciado en el artículo anterior, en el de hoy ahondaremos en la relevancia de entrenar nuestros músculos para tener buena salud. 

En el título de este post aparecen dos preguntas indirectas sobre el entrenamiento de la fuerza que a continuación intentaremos responder.

Cuándo y por qué entrenar la fuerza

La primera es "cuándo" y, como ya comentamos, tiene una respuesta muy simple: a cualquier edad (siempre adecuando el ejercicio a las posibilidades de cada uno). Lo especificamos porque es común ver a personas jóvenes (y especialmente hombres) ejercitando sus músculos, y se entiende como algo bueno. Sin embargo, es más difícil ver a personas de edad avanzada haciendo pesas dentro de un gimnasio o, simplemente, haciendo cualquier ejercicio de fuerza. A menudo parece que a los mayores solo se les permita salir a pasear y muchas veces se tiende a evitar que ejerciten sus músculos. Por supuesto que estamos totalmente a favor de que los mayores (y los jóvenes) realicen una actividad tan saludable como es caminar. También lo estamos de que, en la medida de sus posibilidades y con el objetivo de maximizar los beneficios, anden a un ritmo más rápido que al del simple paseo. Pero siendo bueno, no es suficiente. 

La intención en el hecho de evitar que las personas mayores ejerciten sus músculos es protegerlas pero, paradójicamente, lo que se consigue es que se debiliten. En ese sentido, todos sabemos que con la edad se acelera la pérdida de masa muscular y todo apunta a que solo hay una forma de revertirlo: con el entrenamiento de fuerza. Cabe recordar que ejercitar la fuerza no significa trabajar siempre con pesas, ya que también puede ejercitarse usando el peso del propio cuerpo. Además, algo que se debe comentar es que durante mucho tiempo se pensó que, con el ejercicio, las personas de cierta edad "únicamente" podían evitar perder masa muscular, pero actualmente ya se sabe que no solamente se puede dejar de perder masa muscular, sino que se puede ganar musculatura más allá de los setenta años (y probablemente a cualquier edad). En ese sentido, hay personas mayores que con el entrenamiento adecuado mantienen músculos equiparables a los de personas jóvenes. Además, en el caso que no se consiga ganar más músculo con los ejercicios de fuerza, sí que será de más calidad, lo cual aportará igualmente utilidad.

Respondido el "cuándo" vamos a por el "por qué".
En primer lugar, y de forma general, porque la fuerza y la masa muscular son buenos predictores del riesgo de mortalidad. Más masa muscular se asocia con menor enfermedad cardiovascular, mayor supervivencia ante un cáncer y menor riesgo de diabetes. Pero hay más. Nuestra musculatura es nuestra "armadura" y para protegernos debe estar en la mejor condición posible. El músculo nos ayuda a realizar las actividades diarias y mejora la autonomía y la salud en general. Además, fortalece los huesos, previene la osteoporosis y mitiga los golpes y las caídas. También protege y estabiliza las articulaciones, reduciendo el desgaste y el dolor.

Parecen motivos suficientes para emplear algo de tiempo en entrenar la fuera.

Sé feliz y disfruta.  


No lo dudes, ÚNETE al movimiento SÍLEXLIFE y acompáñanos en nuestro viaje.


Si has leído, "cúando y por qué entrenar la fuerza", también te puede interesar: